«NO VAYAS A CAIMANERO»: Las narco-zonas en el sur de Sinaloa

Trémulo Ríos.-

El verano pasado (2022), decidí hacer un recorrido por el sur de Sinaloa con mi familia, durante una semana, rentamos una casa en el puerto de Mazatlan, que sería el punto de partida, para visitar los municipios aledaños, dentro de la ruta, estaban Concordia, Escuinapa, Rosario y San Ignacio.

Pero como dicen por ahí: «Uno pone dios dispone», al momento de llegar a Mazatlán, el presupuesto y compromisos familiares, nos obligaron a reducir la ruta, fue así que el primer día, visitamos el pequeño pueblo de Copala, con un hermosa vista de la sierra sinaloense y un templo con diseño colonial, lugar tranquilo y recomendable para una visita vespertina.

El segundo objetivo, fue Concordia cabecera, un lugar pequeño pero con varias cosas que visitar, tiene un museo interesante que antes era la prisión, su iglesia también de estilo colonial, los raspados de leche quemada. Ahí llegó la primera advertencia, cuando le comentamos a una persona que queríamos ir a La Petaca.

No les recomiendo ir a La Petaca, es mejor, la «Chara Pinta», como es más turístico, está más tranquilo, ambas comunidades están en la sierra que divide Sinaloa y Durango, en La Petaca hay algunas cabañas, pero resulta que también hay retenes de sicarios, que en el mejor de los casos, pueden pedirte amablemente con un cuerno de chivo en mano, que te regreses por donde llegaste, en el peor de los casos, más vale no describir lo que podría pasarle a un turista sin invitación.

El tercer día, la visita sería al pueblo mágico de El Rosario, pensando en combinar playa con turismo pueblerino, tracé un segundo destino en la ruta: Caimanero. Una playa de dicho municipio en la costa del océano pacífico; una noche antes lo comenté con un amigo de Mazatlán, su respuesta fue contundente «NO VAYAS A CAIMANERO».

¿Están muy feas las carreteras o que?; esta feo por donde vayas, el problema no es Caimanero, es que para llegar ahí, tienes que pasar por cierto pueblos, en donde las cosas están muy calientes ahorita; y pues para que jugarle al valiente, así fue como la ruta quedó solo con la cabecera de El Rosario como destino, que por cierto les recomiendo ir.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: