El SNTE al mejor postor en Sinaloa

No se puede hablar de algo inédito, la alianza que teje en las Secciones del SNTE y el mismo Comité Nacional con MORENA.

Mucho menos en Sinaloa donde el “líder moral”, del magisterio estatal, dicta el quehacer “robotizado” de la Dirigencia Seccional (53) y sus esbirros.

El “cacique sindical”, de esta sección, con todo el control de vidas y almas de los trabajadores del estado de Sinaloa, no pierde o al menos no ha perdido, en los últimos años, en alguna contienda electoral de la política civil o sindical.

Aún cuando su partido (PRI) haya perdido; recuerden cuando MALOVA lo derrotó y lo dejó en cenizas, pues de las cenizas rescato “Vargas Landeros” al “cacique” magisterial y lo regresó al trono que había perdido o que podía perder en esa elección.

Para luego adquirir tanto poder político y económico que se sintió con capacidad de ser precandidato a gobernador del estado traccionado así a quien le dio la mano y ponerse por encima de él y darle la espalda.

La traición es una cultura que este “personaje” promueve, fomenta entre sus “esbirros” y aplica como medio cuando le conviene, léase la que aplicó a su “tutor”, el Profesor Juan Rodolfo López Monrroy para, después de destruirlo, pisotearlo, retirarlo del magisterio y erigirse como el emperador eterno del magisterio estatal en Sinaloa.

Recordemos como, en diferentes ocasiones ha pactado con los candidatos a gobernador y luego los traiciona, pero manteniendo su ganancia pactada, recuérdese el caso de Jesús Vizcarra Calderón, donde el cacique quedó más posicionado que si hubieran ganado la gobernatura.

Recientemente pactó con el “precandidato” de Quirino para Gobernador, el que fungía como Secretario de Educación Publica y Cultura del estado, pero a las primeras de cambio, una vez conseguida la candidatura por Elota para su hijo “tontin” lo abandonó y se fue en apoyo del candidato oficial Mario Zamora.

Esta reflexión va para aquellos que pudieran ver con buenos ojos esta alianza entre Encima con MORENA y que con ello crecen las pasibilidades de asegurar triunfos electorales futuros, claro que con ello se entierra lo que queda del PRI y de otros partidos, pero crece el poder del “cacique” y sus allegados, porque regresarán al SNTE 53, a puestos de gobierno, a candidaturas diversas y sobre todo a retomar la rectoría de la SEPyC.

Tomar en cuenta que la mejor arma del cacique es el chantaje y la traición. Su gente tiene su escuela, además de que las condiciones con que negocia son muy ambiciosas, ventajosas e incumplibles.

Una Columna de Crispín Moreno Alarcón

Movimiento Democrático Magisterial

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: